Responsabilidades adicionales al obtener un crédito hipotecario


Blog Single

Si deseas obtener un crédito hipotecario para adquirir, ya sea, el hogar para la familia recién creada, un terreno, mejorar la ya existente, debes tomar en cuenta que no solamente debes pagar el crédito, también se desprenden otros pagos o responsabilidades que debes cumplir.

Este punto es importante mantenerlo claro, para que el mismo no afecte al presupuesto que estimas para optar por el crédito, y que pudiere transformarse en un dolor de cabeza una vez lo adquieras.

Ahora bien, quizás te estarás preguntando ¿Cuáles son esas otras responsabilidades?, estas son varias y te las explicamos a continuación:

a) Enganche: El enganche es lo que deberás cancelar, o colocar, para completar el pago de la compra de la vivienda, por ejemplo, si el crédito aprobado es del 75 u 85 por ciento, debes aportar el restante 25 o 15 por ciento.

b) Gastos Notariales: debes realizar todos los pagos correspondientes a los trámites de nuevo propietario, aún si la vivienda es usada. De igual forma, se deben cancelar impuestos como el Impuesto Sobre la Adquisición de Inmueble (ISAI) antes que se haga efectivo la hipoteca, así como comprobar, en caso de viviendas usadas, que no tenga ninguna deuda pendiente.

c) Avalúo: Para la obtención del crédito hipotecario, las entidades financieras, en su mayoría, solicitarán un documento donde se determine el costo real de la vivienda, avalúo, y de lo que se arroje del mismo se procederá a la aprobación del monto. De acuerdo con algunos expertos, el avalúo tiene un costo de tres pesos por cada mil pesos, es decir, si una vivienda tiene un valor de seis millones de pesos, el costo del avalúo es de 18.000 pesos.

d) Comisiones: Durante el proceso de aprobación del crédito hipotecario, existen varias comisiones que se cobran, todas relacionadas con todo el proceso de trámites, como por ejemplo: Gastos administrativos, otorgamiento del crédito, entre otros. El costo de estas comisiones dependerá del costo de la vivienda. Todo esto incidirá en los gastos finales y debes conocerlo a detalle para obtener con éxito el crédito hipotecario.

e) Seguros: Las entidades financieras, conscientes que las deudas de los créditos hipotecarios son de larga data, te ofrecen hasta tres tipos de seguros para subsanar cualquier incidente que se presente. Entre los tipos de seguros que te ofrecen están; el seguro contra daños (para preservar la inversión ante cualquier daño o eventualidad natural), seguro de vida; esto para tomar medidas de precaución en caso de fallecimiento del acreditado, el tercer seguro que se ofrece en menor escala, es el seguro de desempleo, que se toman medidas de consideración hasta el momento que consigas otro empleo.

Por otro lado existen programas del Gobierno, mejor conocidas como Jornadas Notariales, que dependiendo las características del inmuebles pueden ser de gran provecho para la reducción en los impuestos a pagar.

Debes tomar en cuenta cada una de estas responsabilidades para cumplir con éxito con todas tus obligaciones. Recuerda buscar siempre la asesoría de nuestros expertos inmobiliarios certificados quienes te orientarán de forma efectiva.